De Patrice Lumumba a Amílcar Cabral

De Patrice Lumumba a Amílcar Cabral

“Sin dignidad no hay libertad, sin justicia no hay dignidad, y sin independencia no hay hombres libres”.(LUMUMBA) El mes de enero fue testigo de dos asesinatos en la historia de la lucha de los pueblos africanos por conquistar su libertad con dignidad a través de de dos grandes líderes quien se opusieron con audacia inteligencia, constancia y una sostenida posición ideológica, ideología sustentada con mucha transparencia y ejemplo de consistencia en la lucha por la igualdad de sus pueblos.

El primero fue, Patricio Lumumba, quien logro oponerse al imperialismo del Rey Leopoldo II de Bélgica, país que de la Conferencia de Berlin de 1885, convirtio Zaire (hoy Republica Democrática del Congo), en una gran paila del infierno para extraer a costa de asesinatos las riquezas minerales y forestales de ese territorio. Antes de Patricio Lumumba el líder religioso Simon Kimbangu, había intentado a traves de un movimiento espiritual llamado Kimbanguismo oponerse a la explotación bestial de los Belgas, pero fracaso en el intento y murió en la carcel de de hambre.

Lumumba a través de un complejo proceso histórico de cimarrona intelectual, militante y en el marco de una apertura democracia tuteada por los belgas, logro la magistratura de primer ministro y en su discurso de instalación frente a los poderes imperialistas encabezado por el Rey Bélgica, altos representantes gubernamentales de Francia, Estados Unidos expreso con irreverencia ese 30 de junio de 1960 que ¨Ningún congoleño digno de llamarse así olvidará jamás que la independencia se ganó luchando […].

No podríamos estar más orgullosos de esta lucha de sangre, fuego y lágrimas, porque ha sido una pugna justa y noble». Los mándeles (blancos colonialistas), estaban incomodos por la firmeza con que Lumumba discurría palabras por palabra, pero la gota que reboso el vaso, fue cuando expreso que«El Congo se convertirá en un trampolín para la liberación de todo el continente africano».

A partir de allí la CIA y la policia secreta de los belgas harían varios intentos de asesinar a Lumumba, hasta lograr, con aliados internos como el coronel Mobuto Seseseko, darle el golpe final el 17 de enero de 1961, apresandolo, golpearlos, contarle las manos y quemarlo, cuando apenas tenia cinco mese como primer ministro y cincuenta y cinco años de edad En el documento desclasificados de la CIA, este organismo reconoce que si participo en ese asesinato, que luego el Che ante la Conferencia de Naciones Unidas ofreció vengarlo y es ahí cuando el Che se va al Como y a formar una guerrilla Lummmbista.

LA IRREVERENCIA DE LA PRAXIS DE AMILCAR CABRAL

“Hay que escuchar a la gente, aprender de la gente. No escondan nada ante el pueblo. No digan mentiras: denúncienlas. No pongan máscaras a las dificultades, los errores, las caídas. No canten fáciles victorias.” Un dia 20 de enero de 1973, en horas de la noche, cae asesinado en Conakri, GUINEA a la edad de cuarenta y ocho años, unos de los lideres africanos que poseía un pensamiento denso dentro las elaboraciones teóricas contemporáneas contra el colonialismo y la liberación de Africa y los pueblos esperanzados del mundo.

Se trataba del agrónomo revolucionario Amilcar Cabral, quien fue el liberador de dos países africanos; Guinea Bissau y Cabo Verde, y su repercusión independentista de la Isla de Santo Tome y Principe. Autorcritico, nunca rehuyo los diferentes frentes de batallas como la guerra de guerrillas, la diplomacia, la formación ideológica y la incisamente producción intelectual como resultado de su praxis permanente.

Pablo George, exministro de relaciones exterores de Angola, a quien tuve oportunidad de conocer en Angola, me expresa que la sencillez de Amilcar y su estatura intelectual lo figuraba como el prototipo del hombre nuevo hombre africano. Amilcar fue uno de los pioneros de la lucha continental africana contra el colonialista dejando una profunda huella para las generaciones posteriores.

Tanto el pensamiento antimperialista, anticolonialismo interno y honestidad revolucionaria de Lumumba y Cabral expresaron sensiblemente con sus ejemplos siguen teniendo vigencia en estos momentos cruciales para el mundo donde se hace urgente reinventar las nuevas practicas de hacer revolución.

Por Jesus Chucho Garcia



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

This is a demo store for testing purposes — no orders shall be fulfilled. Descartar